|  redes solciales

facebook Correo RSS
MinJusticia
ObServatorio de Drogas de Colombia como generador de conocimiento

El Observatorio de Drogas de Colombia como generador de conocimiento

Ver infografía →
Diálogo Nacional

Diálogo Nacional Sobre el Futuro de la Política de Drogas en Colombia

Ir a página →
Entidades y organizaciones aliadas del ODCNUESTROS ALIADOS

Reducción de la oferta

El balance histórico de los cultivos y producción de droga muestra que es una problemática  altamente dinámica con continuos cambios y variaciones a lo largo del tiempo en la cadena de producción, procedimientos, mercados, estructuras organizativas y actores involucrados, lo cual se constituye en un desafío para la prevención y el control por parte de los países.

De otro lado, al analizar las estimaciones de prevalencia en los países consumidores también muestran cambios de tendencias a lo largo del tiempo, mientras que América del Norte y Europa Occidental presentaban la mayor demanda mundial de cocaína, en la actualidad esta tendencia podría estar cambiando, con incrementos en varios países de América del Sur y en menor medida en Africa y Asia pero podrían ser mercados potenciales importantes para cambiar la tendencia de la demanda global de cocaína[1]. El incremento de la demanda de droga en algunos países de América del Sur[2], presenta señales de alerta porque se estaría convirtiendo en un mercado de importancia para el negocio del narcotráfico, con menores riesgos y mayores ganancias. Esto muestra la continua adaptabilidad del negocio del narcotráfico en la búsqueda de alternativas que se adaptan a las exigencias de la demanda[3].

La estrategia de Colombia para la reducción de la oferta de drogas se han enfocado de manera principal en los programas de erradicación de los cultivos ilícitos que abarca la aspersión aérea y erradicación manual forzosa o voluntaria y se han complementado con programas de desarrollo alternativo (iniciaron alrededor de 1985 en el departamento del Cauca) y política de consolidación territorial. Para interrumpir la cadena de producción y comercialización se llevan a cabo esfuerzos de interdicción que comprenden incautaciones de drogas, sustancias químicas controladas y destrucción de la infraestructura de producción de drogas.


[1] World Drug Report, 2013. Las estimaciones de UNODC indican que 17 millones de personas utilizan cocaína al menos una vez en el último año, que equivale al 0,37% de la población mundial entre 15-64 años.

[2] Las encuestas de consumo reportan incremento del consumo en países como Brasil, Argentina y Uruguay, entre otros.

[3]  Llama la atención el reporte de mercados emergentes de cocaína en Europa oriental y el Asia sudoriental que aunque pequeños dan señales de alerta.


Gobierno de Colombia