|  redes solciales

facebook Correo RSS
MinJusticia

Publicado el lunes, 9 de marzo de 2015

Por no propiciar debate amplio de drogas, Minjusticia pide replantear enfoque UNGASS 2016

En la apertura del Periodo Ordinario de Sesiones de la Comisión Nacional de Estupefacientes 2015, el Ministro de Justicia, Yesid Reyes Alvarado, pidió replantear la agenda de la Sesión Especial sobre Drogas de la Asamblea General de Naciones Unidas, en el 2016 (UNGASS 2016), ya que, dijo, “no propicia un debate amplio y franco” de la problemática.

 

“Si todo el proceso preparatorio que se está adelantando en la Comisión de Estupefacientes se va a cerrar aquí, en un documento que la Asamblea Especial debe limitarse a endosar, estaremos perdiendo una preciosa oportunidad para mejorar el rumbo que llevamos”, cuestionó el Ministro Reyes Alvarado. 

 

Y agregó que si este escenario en el 2016 no es un vehículo para humanizar la actual política de drogas en el mundo “seremos recordados por nuestra incapacidad de adaptarnos a las cambiantes realidades de un mercado de las drogas que sí ha demostrado ser capaz de mutar continuamente frente a nuestros desafíos”.

 

“Colombia aspira a que el sistema de Naciones Unidas haga una revisión profunda de los objetivos y de las estrategias mundiales para abordar el problema de las drogas, así como de las formas en las que se evalúa su capacidad de rendimiento”, expresó. 

 

Preocupación por pena de muerte por narcotráfico

 

El jefe de la cartera de Justicia indicó desde Austria que en cuatro décadas de lucha contra las drogas, el narcotráfico sigue siendo la principal fuente de ingreso de organizaciones criminales y cuestionó el que las medidas en las que se concentra el Estado son “represivas”.  

 

“Declaramos una guerra que no se ha ganado, por lo tanto se hace imperativo idear, proponer y acordar a nivel global nuevos enfoques que nos permitan enfrentar el problema de las drogas de manera más efectiva”, dijo. 

 

Por ello plantea, entre otras, que el consumo de las drogas sea asumido como un asunto de salud pública y respeto a los derechos humanos, y que la utilización de las normas penales sea la excepción y no la regla, reservándola para los componentes más fuertes del complejo mundo de las drogas.

 

“En el ámbito del consumo se requiere el diseño de respuestas diferenciadas frente a las diversas sustancias y a las distintas poblaciones. En este contexto, el Gobierno de Colombia reafirma su decisión de continuar impulsando la regulación del uso de la marihuana medicinal en nuestro país”, dijo. Y explicó que por cada cultivo que Colombia erradica, surge una nueva molécula en un laboratorio extranjero que engancha a los jóvenes del mundo en el consumo de sustancias sintéticas.  

 

“Creemos necesario revalorar la criminalización de estas conductas y estudiar para ellas la aplicación de medidas alternativas, que han mostrado mayores probabilidades de éxito (…). Colombia ve con enorme preocupación la suerte de decenas de compatriotas que se encuentran en distintas cárceles alrededor del mundo cumpliendo cadenas perpetuas o sentencias de pena de muerte por delitos relacionados con las drogas. Este tipo de medidas no solo son desproporcionadas e inhumanas sino, además, ineficientes”, dijo.  

 

En este sentido, el Viceministro de Política Criminal, Miguel Samper Strouss, explicó que se han revisado 36 alternativas al encarcelamiento que funcionan: “hay alternativas que han dado resultados mucho más eficientes que la cárcel. Tenemos que entender que las normas prohibicionistas no cambian la realidad, por lo que deben ser las realidades las que hagan que las normas se adapten”, dijo.

 

La intervención del Ministro de Justicia, dada la importancia de lo que representa para el resto del mundo la lucha contra las drogas de Colombia, abrió el Segmento Especial del 58 Periodo Ordinario de Sesiones de la Comisión de Estupefacientes. En esta reunión anual, en Viena, participan todos los Estados miembros de la ONU para discutir y tomar decisiones en relación con la lucha contra las drogas. 

 

“Mientras esta reunión tiene lugar, millones de personas están padeciendo por el consumo sin prevención y por el empleo de tratamientos inapropiados; por las crueles y corrosivas acciones violentas de la criminalidad organizada; por una indiscriminada respuesta represiva que no solo dista mucho de ser la anhelada panacea, sino que además suele empeorar la situación de quienes formando parte de los eslabones más débiles de la cadena del narcotráfico aspiran a recibir del Estado algo más que su confinamiento en prisión, sin posibilidades reales de rehacer sus vidas”, concluyó Reyes Alvarado.

 Escuche la intervención 

(0)Visto (24878)

Autor: ODC

Categoria: Sin categoria

:

Imprimir

Name:
Email:
Subject:
Message:
x

Gobierno de Colombia